BURGOS

BURGOS

QUESO FRESCO

Queso fresco de fabricación diaria, con sabor suave y levemente ácido y textura ligeramente gomosa. De formato cilíndrico y rectangular discoidal y con la pleita marcada. Indicado para consumir tanto en crudo como fruto o asado, combina perfectamente con vinos jóvenes, especialmente blancos de Utiel-Requena.

Ver ficha de producto aquí.

Queso fresco pasteurizado elaborado con leche de vaca y cabra. M.g. 45% sobre e.s.l. 33%.

El queso fresco de Burgos debe conservarse a una temperatura de 4º C.

La vida útil del queso fresco de Burgos es de 14 días después del envasado.

  • Piezas de 300 gr. en envase de plástico con cierre hermético.
  • Piezas de 2 kg. en envae de plástico con cierre hermético.